Heroes de Punta Arena

15 Invasión de Ghuls

Espantapájaros sin descanso.

Continuamos la exploración de las granjas y escuchamos lamentos en el viento. Llegamos a un cultivo con varios espantapájaros cuando de repente, dos se mueven y nos atacan. Parecen ghuls disfrazados de espantapájaros. Con poco esfuerzo los derrotamos pero antes de poder recuperar el aliento, nos atacan por sorpresa otros seis ghuls – espantapájaros. El ataque por sorpresa nos pilla casi todos desprevenidos y nos cuesta la vida de 2 de los guardias que tras caer paralizados por el mordisco de los ghul, son atacados con furia asesina. Al derrotarlos, llega una segunda oleada de otros seis guardias y el cansancio hace mella y tras acabar con ellos, decidimos retirarnos a una casa abandonada cercana para poder descansar haciendo guardias para mantenernos alerta en caso de que volvieran los ghul.

A la mañana siguiente, Gruynard se siente mal… parece que los ghul le han contagiado alguna enfermedad pero valientemente rehúsa descansar y decidimos seguir adelante. A la luz del dia, nos damos cuenta de que de todos los espantapájaros inmóviles hay dos que en realidad son dos humanos atados, posiblemente infectados con la fiebre ghul y a punto de morir atados a los postes.

Decidimos mandar a estos supervivientes al pueblo a curarse junto con los guardias restantes mientras seguimos revisando granjas hasta llegar la tarde que volvemos al pueblo. Nos encontramos con que algunos habitantes quieren abandonar el pueblo por el peligro de los ghul. No se lo aconsejamos pero tampoco podemos impedirlo. Algunos lugareños nos piden que nos aseguremos de que no quedan ghul en las granjas antes de poder volver a sus casas y Matondo les promete revisar hasta la ultima casa y granja del sur para estar seguros de que no hay más ghul. Lamentablemente los rescatados infectados sucumbieron a la enfermedad y los guardias tuvieron que matarlos.

Revisamos las granjas sin encontrar nada pero al volver al pueblo, vemos llamas ya que hay ghuls atacando el pueblo saliendo por el rio. Rápidamente corremos a su encuentro y nos damos cuenta de ellos no sin dificultad ya que no paraban de salir ghuls del rio que tras emerger arrojaban piedras, sin duda para poder llegar por el fondo del rio y sorprender a PuntaArena.

Pero gracias a nuestro valor y arrojo, conseguimos mantener a salvo la ciudad… ¿por cuanto tiempo?

Comments

greatkithain greatkithain

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.